dragon

dragon

biomecanic

biomecanic

tribal sombreado

tribal sombreado

tribal

tribal

guerero

guerero

tribal

tribal

guerero

guerero

color tribal

color tribal

tribal sombreado

tribal sombreado

la hada de maria

la hada de maria

mariposa

mariposa

maori tribal

maori tribal

domingo, 3 de octubre de 2010

Los tatuadores desaconsejan grabarse el nombre o las iniciales de la pareja en la piel

Hay celebridades que han hecho de sus tatuajes auténticas declaraciones de amor. Melanie Griffith pasea en su brazo a Antonio (Banderas) metido dentro de un corazón, o Angelina Jolie, cuya afición a grabarse la piel con los nombres de sus parejas ha terminado por dejarle cicatrices.

Los chicos prefieren llevar a su chica en los brazos; y las chicas a ellos en las ingles.
Pero no es sólo cosa de actrices. Mujeres y hombres de cualquier edad -aunque más los jóvenes- siguen demandándolo en lo centros de tatuaje. En Tattoo Stone, cada semana pueden recibir hasta tres peticiones aunque siempre intentamos que se lo piensen bien, explica su encargada Criss.

Los chicos prefieren llevar a su chica en los brazos; y las chicas a ellos en las ingles. En Tarántula Tattoo --uno de los más antiguos de la ciudad-- han llegado a dibujar letras "tres de los cinco de la semana", relata su dueña, Icíar Orozco, que lo desaconseja tajantemente porque es muy difícil que en estos tiempos las parejas duren toda la vida.

Quitarse al ex

Y es después de la ruptura cuando se cae en la cuenta de que llevas a tu ex en la piel. Se cree que tres de cada diez casos termina borrándoselo, pero es casi imposible que desaparezca sin dejar marcas, explica el doctor Jesús Torres Corpas, presidente de la Sociedad Andaluza de Cirugía Plástica (SACPRE).

A veces con otro dibujo encima se logra tapar, pero no siempre es así. Todo depende de la zona en la que esté, el tamaño y la complejidad. Si es pequeño basta con cirugía, pero si es extenso, hay que recurrir a varias sesiones de láser, añade Torres Corpas.

Tres de cada diez casos termina borrándose el nombre de su ex
"Es un tratamiento caro, pues cuesta como mínimo 3.000 euros", calcula este especialista. Asegura que muchos cirujanos plásticos o médicos estéticos no se atreven a tratar los tatuajes por el resultado ya que los pacientes piden garantías y es muy difícil dárselas.

Dos años para tocar la piel

A esto se añade otro problema: para dibujar sobre esa piel hay que esperar unos dos años, subraya Orozco.

Torres Corpas recomienda pensarlo mucho ante de grabar algo permanente y si se está seguro, hacerlo pequeño y en un sitio no muy visible.

Los tatuadores coinciden hay que estar seguro que de lo que se quiere, por eso convencen a muchos chicos de 14 años de que esperen un poco más. Orozco, por ejemplo, recibe clientes arrepentidos de que su primer tatuaje fuera tan pequeño y piden que se lo amplíe. O que le pinten un segundo.

Si está pensando hacerse un tatuaje sepa que esta temporada están de moda las estrellas, son pequeñas y discretas.

No hay comentarios: